Bullying: qué es y cómo afecta el acoso escolar

El bullying o acoso escolar es una violencia que se genera en ámbitos escolares donde un niño o adolescente sufre de maltrato psicológico, fisico y/o emocional, incluso de forma digital. La víctima de bullying sufre un deterioro en su salud mental y física, por lo que es importante detectar e intervenir apenas se sepa que una persona sufre acoso escolar.
Escrito por la Licenciada Natalia Portales

¿Qué es el bullying?

El bullying, o acoso escolar en español, es un tipo de violencia que se genera en los ámbitos escolares donde un niño o adolescente es objeto de maltrato psicológico, físico y/o emocional por parte de compañeros durante un tiempo prolongado. Incluso, existen casos en que el profesor o la maestra son cómplices.

La víctima del acoso escolar sufre agresiones físicas, hostigamiento, amenazas y aislamiento o exclusión social. Todo eso provoca un deterioro psicológico que, si no es tratado a tiempo, puede generar trastornos en la salud física y mental del niño o adolescente.

Características del bullying

Existen tres características básicas del bullying:

  1. La agresión se genera hacia una víctima indefensa por parte de un agresor principal que es acompañado por varios espectadores que alientan o participan directamente en las agresiones.
  2. Se observa una evidente desigualdad de poder entre quien agrede y la víctima del acoso escolar. 
  3. Las agresiones son persistentes en el tiempo, es decir, la violencia se produce de manera constante y repetida durante un largo periodo de tiempo.

Víctimas de acoso escolar

Por lo general, los niños o adolescentes que son percibidos como diferentes, como quienes poseen alguna discapacidad, trastornos del espectro autista (TEA), obesidad o dificultades de integración social, son personas muy inteligentes y tienen buenas notas o son considerados los “preferidos del profesor”, son personas que tienen mayor riesgo de ser víctimas de acoso escolar.

Tipos de bullying

Hay diferentes tipos de acoso escolar que pueden clasificarse según el tipo de violencia que caracteriza. En algunos casos, las agresiones hacia la víctima suelen ser simultáneas y de todos los tipos.

Bullying físico

Este tipo de acoso escolar se caracteriza por cualquier contacto que haya entre el agresor, los testigos y la víctima. Ejemplos: pegar patadas, puñetazos, mordiscos, empujones, agresiones con objetos, etc.

Bullying verbal

En este caso, la violencia es a través de burlas, insultos, desprecios, etc. Es la forma de abuso escolar más frecuente y el objetivo del ataque es hacer notar lo distinto que tiene la víctima al resto del grupo. Ya sea diferencias físicas, psicológicas o sociales.

Bullying psicológico o emocional

El acoso psicológico o emocional debilita anímicamente y daña la autoestima de la víctima, generando miedo, inseguridades o cuestionando su reputación o rendimiento escolar. Ejemplos de este tipo de bullying son las persecuciones, intimidaciones, chantajes, miradas desagradables constantes, señales obscenas, manipulaciones, entre otras actitudes violentas.

Ciberbullying

El ciberbullying hace referencia al acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales: redes sociales, las plataformas de mensajería, las plataformas de juegos y los teléfonos móviles. Se utiliza el medio digital para agredir de forma reiterada a una persona, ya sea de forma directa o difundiendo calumnias o videos que atenten contra la integridad de la víctima.

Síntomas de que un niño o adolescente está sufriendo acoso escolar

Existen una serie de síntomas que el niño o adolescente que sufre bullying pueden tener y, de esta forma, alertar a los padres y tutores: 

  • Problemas en el rendimiento escolar por falta de memoria, dificultad en la concentración y atención.
  • Problemas físicos como falta de apetito, dolor de cabeza, temblores, palpitaciones, inquietud, nerviosismo, malestar generalizado, cansancio, etc.
  • Síntomas relacionados a la ansiedad o depresión.
  • Dificultades para dormir o tener pesadillas recurrentes.
  • Aislamiento social o síntomas relacionados a la fobia social.
  • Mantenerse en estado de alerta de manera constante.
  • Faltar al colegio de forma recurrente.
  • Conductas de evitación y negativa a juntarse con otros niños.
  • Llanto incontrolado, respuestas emocionales extremas.
  • Miedo a estar solo.
  • Ideas o intentos de suicidio.

Tratamiento para niños o adolescentes que sufren bullying

Lamentablemente no siempre es fácil detectar cuando un niño o adolescente sufre acoso escolar porque, por lo general, es frecuente que las víctimas lo oculten y no cuenten ni pidan ayuda a sus familiares u otros tutores. Dependiendo del grado de los síntomas que manifiesta la víctima, hará que se detecte temprano o no el bulliyng.

Y, teniendo en cuenta el grado de síntomas y tiempo en el cual la víctima ha sufrido acoso escolar, será el tratamiento psicólogico que se desarrollará. En este sentido, se tendrá en cuenta si el niño o adolescente presenta ansiedad, fobia a la escuela, eventos depresivos, entre otros posibles trastornos.

Lo más importante es intervenir y solicitar ayuda a especialitas lo antes posible.

Si tu hijo sospechas que tu hijo sufre acoso escolar o te ha manifiestado que en la escuela sufre de bullying, comunicate con profesionales para recibir ayuda terapéutica.

¿Se puede hacer este tipo de tratamiento de forma online?

¡Sí! Contamos con especialistas en Terapia Cognitivo Conductual orientado a niños y adolescentes y tenemos una amplia experiencia en terapia online. Las sesiones son similares a las tradicionales y se realizan a través de videollamadas.

Comunícate con la Licenciada Natalia Portales para tener una primera charla y comenzar con un tratamiento con un profesional de la salud mental a través de una computadora, tablet o teléfono con conexión a Internet, accediendo a tu espacio terapéutico desde donde estés.

Licenciada Natalia Portales (UBA) M.N: 48625

Licenciada Natalia Portales (UBA) M.N: 48625

Especialista en Trastornos de Ansiedad
Especialista en Psicología Cognitiva (U.N.M.D.P.)
Máster en PINE (U. Favaloro)
Prof. Psicología (UBA)

Los artículos de Comenzar Terapia® fueron redactados solo con fines informativos y educativos.
No reemplazan el diagnóstico o tratamiento de un profesional.
Ante cualquier duda, recomendamos que realices una consulta con un terapeuta de nuestro equipo.

OTRAS NOTAS SOBRE PSICOLOGÍA, SALUD MENTAL Y TERAPIA

Desarrollo Personal

¿Qué es el desarrollo personal? El desarrollo personal se trata de un proceso  en el que puedes experimentar un crecimiento como persona. Se...

leer más

Cómo saber si tu hijo necesita terapia infantil

La terapia infantil es una forma de tratamiento que se utiliza para ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas. Esta terapia se puede recomendar para los niños que tienen problemas de comportamiento, problemas de aprendizaje, problemas de comunicación o problemas emocionales.

leer más

Si estás atravesando por una situación difícil y sientes que necesitas ayuda de profesionales, comunicate con un psicólogo en línea desde donde estés y comienza terapia para mejorar tu calidad de vida.

En Comenzar Terapia somos un equipo de profesionales especialistas en Terapia Cognitivo Conducutal que podemos ayudarte si estás atravesando por un momento difícil.

Cuando te contactes con nosotros, tendrás una primera conversación con la Lic. Natalia Portales para hablar sobre los motivos que tienes para iniciar un tratamiento psicológico y así derivarte con un profesional del equipo de Comenzar Terapia acorde a tus necesidades y tipo de tratamiento.

Whatsapp: +54 9 11 4073 7767 (haz click para abrir el chat).

Mail: hola@comenzarterapia.com 

Horario de atención: Lunes a sábado de 7 a 9pm

*La confidencialidad y el secreto profesional de todo lo tratado durante la conversación están totalmente asegurados por la profesional, respetando el Código Deontológico del Psicólogo.

Abrir Whatsapp
1
Escribinos por Whatsapp
¡Hola! Soy la Licenciada Natalia Portales, ¿en qué puedo ayudarte?