Tratamiento psicológico para víctimas de violencia de género
La violencia de género se produce cuando las personas sufren algún tipo de discriminación, agresión u hostigamiento por su identidad de género u orientación sexual. Este tipo de violencia genera secuelas psicológicas graves en las víctimas que deben ser acompañadas en un espacio psicoterapéutico.
Escrito por la Licenciada Natalia Portales

¿Qué es la violencia de género?

La violencia por motivos de género se manifesta cuando una persona sufren algún tipo de discriminación, agresión (una acción, un insulto, una actitud, un silencio o una falta de colaboración), hostigamiento o degradación por su identidad de género, expresión de género u orientación sexual.

Tipos de violencia de género

Son diversas las conductas que se reconocen como violencia de género y que se pueden clasificar en cinco tipos:

Violencia física

Es cualquier conducta que provoque dolor, daño o el riesgo de producirlo e incluye cualquier maltrato que afecte la integridad corporal de la persona. Si bien es el tipo de violencia más evidente, por lo general, no se manifiesta de forma inmediata sino que es parte de una serie de conductas conocidas como “ciclo o círculo de violencia”.

Violencia psicológica

La violencia psicológica incluye insultos, indiferencia, abandono, celos patológicos, ridiculización, humillación y el control de movimientos como revisar el celular y redes sociales. Este tipo de violencia causa daño emocional y disminuye la autoestima de la persona. El objetivo es degradar y controlar a la víctima a través de amenazas, acoso y hostigamiento.

Violencia sexual

Este tipo de violencia involucra conductas como acoso verbal, distintos tipos de coacción, presión social e intimidación a la fuerza física hasta la penetración forzada. Incluye la violación en el matrimonio o en citas amorosas, insinuaciones sexuales no deseadas o acoso.

Violencia económica

La violencia económica es aquella en la cual se utiliza el dinero como una forma de ejercer poder sobre la víctima. Las formas más comunes de violencia económica, por lo general, son invisibilizadas a través de la limitación o control de los ingresos, la inequidad salarial, la doble jornada, un mayor riesgo de desocupación, de acceder solo a trabajos precarios o de caer en la pobreza.

Incluye también conductas como el usufructo del patrimonio común en beneficio propio, negarse a pagar la cuota de alimento de los hijos o limitar el acceso al vínculo de forma unilateral.

Violencia simbólica

La violencia simbólica es la más difícil de distinguir porque está inmersa en nuestra vida cotidiana y reproducida culturalmente, por ejemplo, a través de los medios de comunicación. Claros ejemplos son los mensajes y valores estereotipados que transmite y valida la desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la dominación de la víctimas en la sociedad.

El ciclo de violencia

El ciclo de la violencia de género es precisamente lo que hace que a una víctima le cueste pedir ayuda y terminar con esta relación. Las fases del ciclo de violencia son:


Fase de tensión: la fase de acumulación de tensión es la más difícil de identificar porque su elemento principal es la violencia psicológica. En esta etapa, el agresor expresa una mayor irritabilidad, intolerancia y frustración y lo manifiesta a través de insultos, críticas, humillación, responsabiliza de su estado de ánimo a la víctima, deja de hablar y aísla, entre otras conductas.

Fase de explosión: en esta fase, el agresor descarga toda su tensión a través de diferentes conductas violentas ya sean físicas, psicológicas o de cualquier otro tipo.

Fase de luna de miel: también conocida como fase de arrepentimiento porque el que quien agrede pide perdón y, en la mayoría de los casos, realiza la promesa de que cambiará y que lo que ha sucedido, no volverá a ocurrir. 

Es común observar que, luego de repetirse varias veces el ciclo, la fase de la reconciliación desaparece, y solamente ocurren las fases de “acumulación de tensión” y “estallido de violencia”, incrementado la violencia entre una fase y otra.

Consecuencias de la violencia de género

La exposición a una violencia o abuso prolongado, independientemente si es violencia física o no, provoca consecuencias graves en la salud mental de la víctima que requieren ser tratados en un tratamiento psicoterapéutico adecuado para superarlas.

Las consecuencias pueden ser:

Tratamiento para la víctima de violencia de género

Cuando una persona sufre violencia de género es necesario que tenga acompañamiento terapéutico ya sea que todavía esté intentando salir de la relación violenta o recientemente haya terminado con la relación. 

El tratamiento psicológico estará centrado en diferentes aspectos y se realizará de acuerdo a las necesidades de la persona y las secuelas que manifieste. Además se trabajará en la reducción de activación de los ciclos de ansiedad y estrés y sus síntomas (insomnio, crisis de pánico, ansiedad social, entre otras). También se ofrecerá información sobre la violencia de género, causas, origen y mitos, etc, para que comprenda por lo que pasó.

Otro aspecto importante a trabajar en terapia es mejorar la autoestima y potenciar las habilidades de resolución de conflictos para ayudar a superar los traumas generados por la violencia y maltrato psicológico recibido. Al mismo tiempo se brindarán herramientas para que la persona aprenda a construir y mantener relaciones sanas en un futuro.

¿Puedo hacer este tipo de tratamiento de forma online?

¡Sí! Somos especialistas en Terapia Cognitivo Conductual y tenemos una amplia experiencia en terapia online. Las sesiones son similares a las tradicionales y se realizan a través de videollamadas en las que estarás solo tú y tu psicólogo desarrollando un tratamiento focalizado al motivo de tu consulta. ⁣

Comunicate con la Licenciada Natalia Portales para tener una primera charla y comenzar con un tratamiento con un profesional de la salud mental a través de una computadora, tablet o teléfono con conexión a Internet, accediendo a tu espacio terapéutico desde donde estés.

Licenciada Natalia Portales (UBA) M.N: 48625

Licenciada Natalia Portales (UBA) M.N: 48625

Especialista en Trastornos de Ansiedad
Especialista en Psicología Cognitiva (U.N.M.D.P.)
Máster en PINE (U. Favaloro)
Prof. Psicología (UBA)

OTRAS NOTAS SOBRE PSICOLOGÍA, SALUD MENTAL Y TERAPIA

Consecuencias de reprimir emociones

Consecuencias de reprimir emociones

Reprimir emociones consideradas “negativas”, en vez de ayudarnos generan grandes consecuencias que afectan tanto en el plano psicológico, emocional y físico. La clave está en aprender a gestionar emociones.

leer más
12 motivos para comenzar terapia de pareja

12 motivos para comenzar terapia de pareja

Todas las parejas tienen que afrontar situaciones que pueden generar discusiones y conflictos. Si estos problemas no se resuelven, puede incluso provocar el fin de la relación. Una de las formas de mejorar nuestra relación es comenzar terapia de pareja.

leer más

Comenzar terapia online hoy para tratar los temas que te preocupan

Si estás atravesando por una situación difícil y sientes que necesitas ayuda de profesionales, comunicate con un psicólogo en línea desde donde estés y comienza terapia para mejorar tu calidad de vida.

Cuando te contactes con nosotros, tendrás una primera conversación con la Lic. Natalia Portales para hablar sobre los motivos que tienes para iniciar un tratamiento psicológico y así derivarte con un profesional del equipo de Comenzar Terapia acorde a tus necesidades y tipo de tratamiento.

Whatsapp: +54 9 11 4073 7767 (haz click para abrir el chat).

Mail: turnos@comenzarterapia.com

Horario de atención: Lunes a viernes de 9 a 20hs

*La confidencialidad y el secreto profesional de todo lo tratado durante la conversación están totalmente asegurados por la profesional, respetando el Código Deontológico del Psicólogo.

Abrir Whatsapp
1
Escribinos por Whatsapp
¡Hola! Soy la Licenciada Natalia Portales, ¿en qué puedo ayudarte?